El papel del partido Centro Democrático en la Resistencia Civil

Ha habido muchas columnas de opinión y aclaraciones sobre la resistencia civil. El tema, mas allá de las definiciones acomodaticias como las del gobierno y sus áulicos, no cambiará para nada el real significado de la consigna: un llamado a la ciudadanía a oponerse CIVILMENTE a un régimen que viola y sustituye la Constitución para dar acomodo en el poder a terroristas armados y no precisamente civilistas.

Este llamado lo hace el ex presidente Uribe a todo el pueblo colombiano, no como jefe de un partido sino como líder de la nación colombiana. La resistencia civil echará raíces en el pueblo colombiano, sin lugar a dudas, pues  representa su más alto sentir y su propio instinto de supervivencia. Esta se desarrollará y fortalecerá incluso sobre debilidades y vacilaciones.

Fortalecer nuestro partido en la actual coyuntura es una tarea estratégica. Este es un momento crucial para que el partido logre echar raíces profundas en el sentimiento popular, no solo porque logra con la imagen del líder unos espacios de poder regional y nacional, sino porque se pone al frente de esta lucha en defensa de la patria.

Quienes tienen una responsabilidad institucional del partido, en lugar de estar recorriendo el país para armar maquinarias personalistas que favorezcan a un sector en sus ambiciones electoreras, deberían utilizar su tiempo y recursos del partido en recorrer el país y orientar a los militantes elegidos y directivos  a prepararse para enfrentar el llamado a la resistencia civil.

La decisión del gobierno de Santos de entregarle el país a las Farc, la sentirán los colombianos no solo en las principales ciudades, sino particular y principalmente en la provincia. Cuando las medidas pasen de ser un debate teórico a concretarse en intervenciones soberbias y arbitrarias de las Farc en  cada rincón de la patria, la resistencia de los colombianos será más fuerte y crecerá directamente  proporcional a la afectación de esas medidas.

Los aspirantes a liderar esta resistencia deberán comenzar, desde ya, a preparar en cada una de sus regiones las expresiones de comités de resistencia civil, donde participen empresarios, agricultores y ganaderos, campesinos, intelectuales, minorías étnicas, jóvenes, etcétera, pero también dirigentes políticos y administrativos, incluso aquellos que hoy representan a los partidos de la Unidad Nacional, pero que frente a la amenaza del despojo, la extorsión e incluso la pérdida de los bienes y tranquilidad propias y de sus municipios, se sumaran a este llamado.

Los líderes del CD deberán coordinar la logística de las marchas o actividades y orientar el impulso de esas organizaciones civiles que expresarán en la realidad el llamado a la resistencia civil. Serán estas organizaciones las que convertirán las consignas y orientaciones de nuestro líder nacional, Álvaro Uribe Vélez, en realidades tangibles. Y solo de esta forma los aspirantes a ser dirigentes y líderes de sus regiones lo serán y tendrán la posibilidad, con el peso de la opinión popular ganada en la defensa de la nación, a tener representación en las corporaciones públicas.

 

Fernando Alameda Alvarado
Director Ejecutivo
Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia

Artículo tomado de: http://linkis.com/org/nZk55

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s