El Espectador “Es verdad, no me trago ese sapo”: Everth Bustamante sobre el proceso de paz Gobierno-Farc

Bogotá 2 de septiembre de 2016. El senador del Centro Democrático le dijo a El Espectador que no se ha hecho fotos con carteles de oposición al acuerdo, pero que tampoco lo comparte: ‘no me trago el sapo de los delitos atroces, el de la justicia, el de impunidad ni el del narcotráfico’.

Lo primero que hizo Everth Bustamante cuando vio su rostro en una fotografía en la que aparecía sujetando un cartel de oposición a los acuerdos de paz Gobierno-Farc fue criticar el atuendo. Esa no es mi corbata, dijo. La imagen en cuestión era en realidad un fotomontaje con el cuerpo de otro de sus compañeros (el congresista Luis Fernando Sierra) de bancada durante una protesta del Centro Democrático en el Congreso. #NoMeTragoEseSapo decía el cartel, que Bustamante no alcanzó a alzar porque tuvo que salir a la grabación de un programa de televisión al que lo invitaron, precisamente, para analizar el tema de los diálogos de paz.

La imagen se convirtió rápidamente en tendencia en las redes sociales y varios medios, entre ellos elespectador.com, la reprodujeron el miércoles, justo cuando Bustamante estaba junto con Sierra y los demás miembros del Centro Democrático radicando la demanda de inconstitucional contra el acto legislativo para la paz promovido por el gobierno.  Al parecer, se trataba de un meme, que Bustamante sospecha fue elaborado por algún promotor de la campaña del sí al plebiscito con el que el gobierno quiere refrendar los acuerdos.  ¿Y por qué poner a Bustamante siendo que ya había imagen de otros miembros de su partido con el cartel en la mano? El propio Bustamante cree que la idea habría sido llamar la atención respecto al hecho de que un exintegrante de la guerrilla del M-19 que fue indultado y pudo luego ser congresista se oponga a que las Farc puedan llegar al Congreso.

Lo curioso es que, en efecto, Bustamante sí se opone a los acuerdos. Y aunque a algunos les parezca incoherente que sea precisamente él el que se oponga a los beneficios que la guerrilla de las Farc adquiriría al refrendarse los acuerdos de paz, dice que el caso no es comparable con el de la guerrilla del M-19 en la que él militó.

Al fin, ¿se traga o no el sapo?

En mi caso particular creo que me sacaron en el cartel con el sapo de los delitos atroces. Eso tiene una explicación que si me permite se la doy en 30 segundos. Como fui firmante de los acuerdos de paz de los 90, mucha gente cree que nos amnistiamos con impunidad y resulta que no. Todos los tribunales superiores, los de orden público, los jueces de la época estudiaron los casos, particularmente el mío a la luz del ordenamiento jurídico vigente en la época (regía la Constitución de 1886). Una vez demostraron que no era responsable de delitos atroces, decretaron la cesación de procedimiento en razón de que era responsable solo de rebelión, que es el único delito que se puede indultar.

Por eso dice usted que su caso es muy diferente al de las Farc…

La diferencia es que nosotros nos sometimos a los jueces, a la institucionalidad y la ley. No se tuvo que crear una institución, una justicia especial, o torcerle el cuello a la ley. Por eso es que no me puedo tragar el sapo de darle impunidad por los delitos atroces a las Farc. La diferencia es que en esa época los invitamos, hace 25 años y ellos no quisieron.

Pero igual se van a desmovilizar ahora…

Claro, pero ¿qué pasó en los últimos 25 años, después de que nos desmovilizamos? 25 mil muertos, 40 mil secuestros, 15 mil niños reclutados ilegalmente, 25 mil atentados a la infraestructura del país. Ellos tienen que responder, así de sencillo. Por eso con toda autoridad creo que son responsables por incurrir en una práctica que no tenía justificación. Lamentablemente el gobierno termino claudicando.

Hay otro sapo que usted dice que no se traga: el de la justicia. ¿Por qué?

Me refiero al punto quinto (de los acuerdos de paz). La primera frase dice “resarcir a las victimas está en el centro de los acuerdos”. Dice que habrá una comisión de la verdad, una unidad de investigación para recuperar los cuerpos de las víctimas… pero uno lee y encuentra que el Tribunal que crean es un organismo judicial para dictar fallos y perdonarle los delitos a las Farc. Y las víctimas no aparecen por ninguna parte. No hay individualización en el resarcimiento de las víctimas. Si lees juiciosamente eso te das cuenta de que es un gran engaño, una gran estafa, dando impunidad a las Farc. ¡Ese sapo tampoco me lo puedo tragar!

¿Por qué no le gusta el Tribunal especial de justicia?

Es un tribunal de cierre, por lo tanto está por encima de las cortes. ¿Quién va a determinar los límites en el tiempo? ¿Es que acaso van a juzgar también a los responsables de la violencia liberal conservadora? No hay claridad sobre instancias, tiempos de apelación. En el proyecto de amnistía que van a presentar colocan como conexos 40 tipos penales. Eso es prácticamente todo el Código Penal. Si se termina negociando el modelo de justicia con una minoría armada eso no nos fortalece. Eso hace inviable el país.

¿Y el punto del narcotráfico?

Ese es otro sapo que tampoco me puedo tragar. Es el tercer punto (del acuerdo). Lo que se establece allí hace que sobreviva la violencia. Es carreta, porque dice que las Farc ayudarán a acaban con el narcotráfico, pero lo que va a pasar es que van a seguir con el control de rutas. Y no crean la jurisdicción de jueves agrarios. Y así por el estilo en todos los puntos.

Entonces, ¿qué tanto le disgustó que usaran su imagen para decir que no se tragaba el sapo?

Uno sabe que eso pasa en las redes. Lo que ocurre es que a la imagen le pueden dar cualquier tipo de usos. Algunos son inofensivos, algunos solo por desinformar. Algunos corresponden, otros son irresponsables. Fíjese lo que hizo Daniel Samper (Ospina). Él usa la supuesta foto con afirmaciones que son falsas para decir que soy responsable de la muerte de un pastor americano (Charles Biterman). Eso es una afirmación irresponsable, porque él tiene acceso a los archivos y se dará cuenta de que no tuve que ver con ese hecho. Las investigaciones lo demostraron y yo mismo le llevé a la familia del pastor, en EE.UU., toda la información sobre la investigación. Ese secuestro no lo cometió el M-19. Al parecer fueron unos disidentes. Por eso dije que Daniel Samper pasó de periodista responsable a tuitero irresponsable.

Medio de comunicación: El Espectador

Nota tomada de: http://www.elespectador.com/noticias/paz/verdad-no-me-trago-ese-sapo-everth-bustamante-sobre-el-articulo-652780

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s